Un hombre colocándose una mascarilla blanca en la boca
ACTUALIDAD

Sanidad impone la mascarilla obligatoria en centros de salud y hospitales

Las comunidades en las que las infecciones respiratorias bajen durante 2 semanas podrán optar por solo "recomendar" el uso del cubrebocas

El uso de mascarilla será finalmente obligatorio en centros de salud y hospitales en toda España. Así lo decidido este miércoles, 10 de enero, el ministerio de Sanidad, tras no alcanzar un acuerdo con las comunidades autónomas el pasado lunes.

Ahora bien, el ministerio de Mónica García sí que cede en un aspecto: aquellas comunidades en las que bajen las infecciones podrán pasar de obligar a tan solo recomendar su uso. Para hacerlo, eso sí, deberán acumular un total de dos semanas consecutivas de descenso de infecciones respiratorias.

La medida debería entrar en vigor este mismo miércoles, una vez que todas las autonomías hayan sido informadas por los canales oficiales.

Las mascarillas, obligatoria solo en centros de salud y hospitales

La obligación de llevar mascarilla se aplicará, de momento, tan solo a los centros de salud y a los hospitales. El ministerio de Sanidad quería, en un primer momento, extenderla también a los centros sociosanitarios y de mayores, como ya aplican Valencia o Cataluña.

Sin embargo, en este último caso se ha optado por dejarlo en una "recomendación". En cuanto a las farmacias, en donde también se quería imponer el uso de mascarilla, también quedará todo en una recomendación, no una obligación.

Lo más llamativo de todo es que esta decisión del ministerio de Sanidad no se adscribe a un tiempo determinado. Es decir, al dejar en manos de las autonomías su aplicación. Eso sí, para pasar de la obligación a la recomendación, tendrán que esperar a acumular esas 2 semanas consecutivas de bajada de casos.

La 'autobaja' de tres días por enfermedad leve

Por otro lado, para evitar el colapso en los centros de salud, así como de la Atención Primaria, el Ministerio de Sanidad ha solicitado a las comunidades autónomas la viabilidad de una 'autobaja' laboral de tres días. Aun así, el Gobierno estudiará con cautela esta medida para no tomar decisiones precipitadas.

Sería una herramienta que permitiría al trabajador justificar una enfermedad leve, por medio de una justificación responsable, sin necesidad de asistir a ningún centro de salud.