Montaje de un Policía Nacional junto al arresto de una persona

ACTUALIDAD

La Policía Nacional expulsa 8 extranjeros radicales que vivían en Cataluña

Según la Policía Nacional, todos los expulsados eran inmigrantes cuya situación en España era irregular

La Policía Nacional ha expulsado a Pakistán a un grupo de ocho personas que residían en Cataluña. Los individuos pertenecían a organización de origen pakistaní de ideología radical que enaltecía actos terroristas. 

Las detenciones tuvieron lugar el pasado 6 de noviembre. Siete de los arrestados estaban establecidos en Barcelona y uno en Lleida. En el operativo, la Policía detuvo a seis individuos más que vivían en Valencia, País Vasco, Palma, Andalucía y la Rioja. 

Grupos sin vinculación con el DAESH o Al-Qaeda

Al parecer, dichas personas no tenían vinculación con grupos yihadistas como el DAESH o Al-Qaeda. La Policía, pero, cree que se trata de un tipo de amenaza nueva vinculada a una interpretación de la religión musulmana muy intransigente. 

Dicho nuevo dogma enaltece la violencia terrorista a través de las redes sociales. Así como también idólatra y exalta acciones terroristas cometidas por miembros de la misma organización. 

Todos ellos, inmigrantes irregulares

Cabe reseñar que, en los 14 casos, todos ellos eran inmigrantes cuya situación en España era irregular. 

Todas las expulsiones se han realizado de acuerdo con la Ley de Extranjería y tras la autorización de la Audiencia Nacional. La acción se enmarca en la participación de dichas personas en actividades contrarias a la seguridad nacional. Y se opera después de acuerdo con los expedientes correspondientes bajo la instrucción, el control y el seguimiento de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. 

Infracciones como estas o el pertenecer a grupos que se salen del cerco de la seguridad comportan penas y condenas. Penas como, por ejemplo, la aplicada en este caso: de expulsión y prohibición de entrada en el territorio español. 

Un agente de Policía Nacional de espaldas
Todos los detenidos eran inmigrantes irregulares | Europa Press

Según el Ministerio del Interior, existen varias escalas de expulsión en función del delito. En este caso, cuando el extranjero suponga una amenaza grave para la seguridad pública, se puede imponer un período de prohibición de entrada de hasta diez años. "Podrá imponerse un período de prohibición de entrada de hasta diez años. Será en caso de que el extranjero suponga una amenaza grave para la seguridad pública y la seguridad nacional", señala el Ministerio del Interior. 

En ningún caso, pero, la Policía Nacional o el Departamento de Interior ha indicado las especificidades de dichas expulsiones.