Montaje de piso de alquiler y chico con las manos en la cabeza preocupado y círculo con mano entregando llaves del piso a otra mano
ACTUALIDAD

Miles de catalanes se topan con un problema estos días cuando quieren alquilar un piso

Antes de la implementación de la ley de contención de los precios del alquiler en febrero, algunos propietarios están intentando subir los precios

El acuerdo entre el ministerio de Vivienda del Gobierno y la conselleria de Territorio de la Generalitat para la ley de contención de alquileres entrará en vigor este mes de febrero. Se trata de una buena noticia para muchos inquilinos, que afectará a un total de 140 municipios catalanes considerados “áreas tensionadas”.

No obstante, el anuncio ha tenido un efecto indeseado, y es que muchos arrendatarios están tratando de subir el precio del alquiler antes de que se implemente la medida finalmente. Era algo de esperar, del que ya avisó la oposición y el sector, pero los dos gobiernos hicieron oídos sordos. Hasta un colectivo próximo a la CUP, el Sindicato de Alquiladas de Cataluña, ahora ponen el grito en el cielo.

“Recibimos cientos de llamadas de inquilinos a los que sus caseros les presionan para que firmen ahora contratos con subidas, aunque aún estén en vigor y venzan en marzo o abril”, denuncia Aragonès. Además, el portavoz también señala que en el caso de los inquilinos a los cuales se les acaba el contrato y aún no han firmado el nuevo: “Los propietarios de la vivienda les meten prisa para firmar otro con subidas debido a que a partir del mes que viene no lo podrán hacer”.

A su parecer, considera que ambos gobiernos deberían haber anunciado la subida el día de su aprobación, para no dar tiempo a los caseros a subir el precio. No obstante, considera que se trata de una ley “muy positiva” aunque llega tarde y, con ello, "ha perjudicado a los alquilados". Además, Aragonès considera que la ley debería bajar los precios, no mantenerlos, debido a que el nivel actual no es sostenible.

En resumen: que una ley que debería ser de ayuda ha acabado siendo todo lo contrario. En el mejor de los casos el precio no bajará, en otros el alquiler pasará a ser temporal y en el peor, saldrá del mercado inmobiliario y se alquilará en b.

La ley de regulación de precio del alquiler

Esta ley, que afectará a 140 municipios de Cataluña en los cuales viven un total de 6,2 millones de personas, diferencia entre los grandes y los pequeños propietarios. Aunque en España se diferencia entre estos a partir de los 10 inmuebles, en el año 2023 la Generalitat lo bajó en Cataluña a 5.

En el caso de los grandes propietarios, el nuevo alquiler no podrá superar el precio del contrato anterior y tampoco el coste máximo según el índice de referencia del municipio. Por lo tanto, aquellos grandes propietarios que estén tratando de subir el precio ahora, será para adaptarlo al índice de referencia tan solo.

Por otro lado, los pequeños propietarios tan solo tendrán como límite el precio del contrato anterior. Por ese motivo, estos son los más interesados en conseguir subidas de precio antes de la implementación de la norma, ya que no hay ningún índice de referencia que les limite.