Montaje de mujer recibiendo un tratamiento dental y círculo con candado cerrando la puerta de un negocio
ACTUALIDAD

Cierra de repente una clínica dental de Sabadell y deja los tratamientos sin acabar

La clínica ha dejado a unos 150 clientes con el tratamiento a medias y buena parte de ellos ya habían abonado el importe total

Si para algunos ya es un mal trago tener que ir al dentista, peor se hace si vas, pagas y luego no terminan el tratamiento. Eso es lo que les ha ocurrido a 150 clientes de la clínica Caredent de Sabadell que, repentinamente, han visto como el negocio cerraba. Esta es una clínica que cuenta con sucursales en Barcelona y otras comunidades autónomas.

El pasado mes de diciembre una situación parecida sucedió con los centros de estética Ideal, que por motivos económicos decidió cerrar su centenar de centros repartidos por España. De ese modo, dejó a varios clientes sorprendidos y con su tratamiento para terminar y 600 puestos de trabajo esfumados.

En el caso de Caredent muchos de estos usuarios ya habían abonado la totalidad del importe del tratamiento que, repentinamente, se han encontrado a medias. Tal como ha avanzado el Diari Sabadell, al parecer la clínica Caredent de Barcelona asumirá los tratamientos pendientes de los afectados. No obstante, es importante saber como actuar ante casos para evitar perder el dinero o el tratamiento.

¿Qué hacer si mi tratamiento quedó a medias?

La asociación FACUA Catalunya - Consumidores en Acción explica que “la empresa está obligada a cumplir con los compromisos que adquirió”. Por lo tanto, en caso de no llevarse a cabo “deberá reintegrarles el importe de los tratamientos o la parte proporcional de los mismos”.

Para ello, desde la asociación recomiendan que los afectados reclamen a la empresa exigiéndole el cumplimiento de sus obligaciones. Además, en caso de que los tratamientos hubiesen sido financiados a través de un banco vinculado al contrato firmado, también presentar reclamación ante esta entidad. En esta se debe informar del cese de la actividad de la empresa y, por ello, exigir la paralización del cobro de los recibos.

Además, también aconsejan “conservar toda la documentación relativa a pagos o el contrato” y, a su vez, reclamar el historial clínico. De este modo, se podrá exigir la devolución del dinero en caso de no ofrecerse el tratamiento finalmente.

También, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomiendan presentar una reclamación ante los Servicios de Consumo. Esta debe ser en relación con los perjuicios que haya podido causar la no finalización del tratamiento o la pérdida del dinero adelantado. Y, en caso de considerar haber sufrido una mala praxis, reclamar ante las autoridades sanitarias de la comunidad autónoma.