Ladrón entra en casa de Manresa
SUCESOS

Mueren sus abuelos en Manresa y en menos de un mes le destrozan la casa

Los delitos contra el patrimonio han registrado sus mayores picos en Cataluña en los años 2018, 2019 y 2022

Aunque sea ley de vida que los nietos entierren a sus abuelos, la pérdida de un ser querido siempre es dolorosa. Aquello que dejan atrás, su hogar, sus pertenencias, por minúsculas que sean, se vuelven amuletos para el recuerdo. Es por ese motivo que cualquier daño hacia ellos es una de las peores cosas para un familiar de luto.

Eso es lo que le ha ocurrido a una persona que perdió a sus abuelos durante el Puente de la Purísima. Tal como ha denunciado con imágenes en sus redes sociales, entraron en el domicilio de sus difuntos abuelos en Manresa y lo pusieron todo patas arriba. Aunque la identidad del causante sea aún desconocida, no ha evitado que el afectado nieto se despache a gusto públicamente y haya interpelado a las instituciones en busca de respuestas.

La entrada en un domicilio es considerado allanamiento de morada y, tal como recoge el Código Penal en su artículo 202, se castiga con penas de prisión de seis meses a dos años. No obstante, en caso de no poder considerarse morada al no haber ya gente viviendo en la casa, los daños al patrimonio son igualmente penados. El artículo 263 castiga con entre uno y tres meses de prisión en caso de no exceder los 400 euros los daños causados y de entre seis y veinticuatro meses en caso de excederlos.

Por lo tanto, el causante se enfrentaría a mínimo un mes de prisión por los daños a la propiedad y a seis más en caso de considerarse allanamiento de morada.

Cataluña lidera en delitos de daños contra el patrimonio desde el año 2019

Los delitos contra el patrimonio han tenido un repunte en los últimos años en Cataluña. Según los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior, en el año 2022 Cataluña fue el tercer año con más delitos relacionados con el patrimonio contabilizados desde el año 2010. Concretamente, un total de 400.321, que se quedan por detrás de los 409.295 de 2018 y los 425.113 de 2019. 

De esta manera, se posiciona como la comunidad autónoma donde más delitos se registran de esta tipología desde el 2010, seguida por Madrid.

No obstante, en cuanto a la tipología concreta de daños contra el patrimonio, la historia cambia ligeramente. Desde 2010 hasta 2018 la Comunidad de Madrid lideraba este ránking, hasta que en 2019 Cataluña se situó a la cabeza hasta ahora. No obstante, el pico más alto catalán fue en 2010, con 47.961 a comparación de los 39.074 del año 2022.