Juliet Osorio en una cama de hospital con un ramo de flores

SUCESOS

Muere en Fuerteventura Juliet Osorio, la joven que se convirtió en todo un ejemplo

Gracias a la solidaridad de cientos de personas, la colombiana pudo recaudar el dinero necesario para despedirse de sus familiares

Juliet Osorio, la joven colombiana que se encontraba ingresada con un cáncer terminal en Fuerteventura, falleció el pasado sábado tras lograr cumplir su sueño. La mujer llevaba meses ingresada en el hospital, acompañada de su hermana Yennifer. Sin embargo, su último deseo era abrazar a sus hijos y a su madre que viven en Colombia antes de morirse.

Para cumplir su última intención, su hermana empezó una campaña de recaudación de fondos para lograr pagar el viaje. La joven movió cielo y tierra para conseguir reunir el dinero necesario para que su familia pudiese volar a España. Finalmente, gracias a la solidaridad de cientos de personas, el pasado lunes, Juliet pudo reunirse con su madre y sus dos hijos para despedirse de ellos. 

Juliet Osorio tumbada en una cama de hospital rodeada de su familia
La familia pudo viajar a España gracias a una recaudación de fondos solidaria | Redes sociales

Disfrutar juntos

Juliet Osorio llevaba viviendo en España desde hacía más de un año. En 2022 emigró desde Colombia hasta Italia para buscar trabajo en Europa. Tras unos meses empleada, la joven comenzó a sufrir importantes dolores de espalda que le impedían llevar una vida normal.

Tras esta situación, los médicos localizaron una masa en los pulmones, por la que le obligaron a recibir radioterapia. Sin embargo, no era la primera vez que esto le ocurría. Antes de emprender su viaje a Europa, la joven colombiana tuvo una pequeña masa en el útero por la que también habría necesitado someterse a este tratamiento.

Sin embargo, Juliet apostó por unas terapias homeopáticas, que aunque le remitían el dolor no le eliminaban el tumor. Por ello, tras volver a enfermar, decidió trasladarse a España, donde le diagnosticaron cáncer de pulmón. Aquí comenzó a ser tratada en el Hospital General de Fuerteventura, donde tras luchar durante meses, ha fallecido este fin de semana.

Juliet Osorio, de 35 años de edad, se marchaba el sábado rodeada de los suyos, tal y como era su última voluntad. Sus hijos Gabriela y Matías, de 12 y 10 años, pudieron despedirse junto a su abuela como ella deseaba. Además, han podido disfrutar durante varios días juntos antes de este triste final.