Montaje con una imagen de dos novios con traje y vestido de boda y unas manos sujetando billetes de euro

Si te invitan a una boda este verano, Hacienda quiere que declares estos regalos

La Agencia Tributaria lanza una advertencia sobre los regalos de bodas

En la planificación de una boda, hay detalles que los novios deben considerar para que todo salga a la perfección en su gran día.

Uno de los aspectos que a menudo genera dudas es el tema de los regalos que reciben de sus invitados. Surgiendo la interrogante de si estos obsequios deben ser declarados ante Hacienda para evitar incurrir en el incumplimiento de las normas fiscales.

Así establece la Agencia Tributaria cómo debes registrar los regalos

La Agencia Tributaria establece que las donaciones y regalos de elevado valor deben ser declarados, pero en el caso de los obsequios recibidos en una boda, la situación es diferente.

Según la normativa vigente, los regalos que los novios reciben de sus invitados no están sujetos a tributación. Todo ello, siempre y cuando se trate de muebles, enseres y otros bienes destinados al uso personal o doméstico. Esto significa que no es necesario incluirlos en la declaración de la renta ni pagar impuestos por ellos.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: Recibe GRATIS el Santoral Diario en tu móvil ¡Entérate por WhatsApp de qué Santo es cada día!

Se deben declarar como donaciones

Todos los obsequios deben declararse como todas las donaciones. Además, esto debe hacerse a través de los impuestos sobre sucesiones y donaciones. Estipula que los legisladores deben presentar una declaración de impuestos por cada donación.

En municipios como Madrid, Murcia, Andalucía y La Rioja, la ley impone un recargo del 99 % sobre la tasa del impuesto de padres e hijos. Se paga en consecuencia, por lo que hay que tener en cuenta dónde tributa la pareja.

Muchos de estos regalos son en efectivo. Cabe señalar que si existe un recibo en efectivo superior a 3000 euros o se obtuvo en billetes de 500 euros, el banco comunicará a Hacienda cualquiera que sea el importe. En este caso, el banco deberá proporcionar información sobre el movimiento y su origen.

Interior de unas oficinas de la Agencia Tributaria con un empleado en segundo plano
Los regalos de boda se deben declarar como donaciones | Europa Press

Sin embargo, hay algunas excepciones importantes a tener en cuenta. Si los regalos recibidos tienen un valor monetario significativo, como joyas, obras de arte u otros bienes de lujo, la situación puede cambiar. En estos casos, los novios deberían consultar a un asesor fiscal para determinar si es necesario declarar estos regalos como parte de su patrimonio.

Además, es importante tener en cuenta que si los novios reciben una cantidad importante de dinero en efectivo, esto podría considerarse una donación. Por tanto, debería estar sujeto a las regulaciones fiscales correspondientes.

Según la legislación actual, las donaciones superiores a ciertos límites establecidos por la ley deben ser declaradas y podrían estar sujetas al pago de impuestos.

La forma más adecuada de tratar este tipo de situaciones es consultar con un profesional en materia fiscal que pueda brindar asesoramiento personalizado según las circunstancias específicas de cada pareja.

De esta manera, los novios podrán cumplir con sus obligaciones tributarias de manera adecuada y evitar posibles problemas legales en el futuro.

Además de la declaración de regalos, los novios también deben considerar otros aspectos fiscales relacionados con la celebración de su boda.

Montaje de una moneda de 2 euros y un montón de monedas variadas
Un recibo superior a 3000 euros será notificado a Hacienda | Getty Images

Si deciden contratar los servicios de un wedding planner o catering, es importante asegurarse de que estos proveedores cumplan con sus obligaciones fiscales y emitan las correspondientes facturas.

Deben registrarse en la oficina de impuestos

Como ya se mencionó, los regalos de boda deben registrarse en la oficina de impuestos. Por ejemplo, si un huésped lo hace mediante transferencia bancaria, también se debe notificar a la oficina de impuestos.

Si la oficina de impuestos descubre que se ha transferido una gran cantidad de dinero a su cuenta, pueden iniciar una investigación de fuente.

Aunque se trata de una boda, los novios son capaces de acreditarse como asistentes a la ceremonia. Pero, un técnico de Hacienda determina que el dinero es una plusvalía desleal y los novios lo incluyen en el IRPF de la ceremonia.