Montaje de una imagen de un chica con un abanico y una foto de Mario Picazo, meteorólogo

La alerta de Mario Picazo sobre las olas de calor que ya preocupa: 'riesgo muy alto'

Este reconocido meteorólogo avisa de las olas de calor en este verano

El meteorólogo Mario Picazo ha lanzado una advertencia urgente sobre las olas de calor que están a punto de golpear duramente varias regiones del mundo.

Con temperaturas extremadamente altas y condiciones climáticas desfavorables, se pronostica que estas olas de calor podrían tener un impacto devastador en la salud humana, la agricultura y el medio ambiente.

Te contamos todos los detalles a continuación.

El aviso de Mario Picazo: alertas de fuertes olas de calor

Según Picazo, las temperaturas alcanzarán niveles históricos en las próximas semanas, con máximas que podrían llegar hasta los 49 °C en algunas áreas. Esto ha generado preocupación entre los expertos, ya que estas condiciones extremas podrían desencadenar una serie de problemas graves.

El meteorólogo advierte que julio podría superar las temperaturas registradas durante el verano de 2022. Hasta ahora ha sido considerado el más cálido de la historia.

Si bien las altas temperaturas son comunes durante el verano, el aumento constante de la temperatura global está exacerbando estos eventos extremos y llevándolos a niveles sin precedentes.

Primer plano de Mario Picazo hablando con un mapa radar de precipitaciones de fondo
Mario Picazo dice que habrá fuertes olas de calor este verano | eltiempo.es

Picazo, ha detallado en sus redes sociales cómo las olas de calor son cada vez "más frecuentes, más intensas y más duraderas".

Su cuenta de Twitter, actualizada regularmente, es una gran referencia para la información del pronóstico del tiempo. En un tuit reciente, Picasso señaló que "las últimas actualizaciones de los modelos europeos están trayendo calor extremo al Este". No obstante, algunas partes de España, especialmente el Mediterráneo, experimentarán un calor intenso la próxima semana.

Según Picazo, "para 2050, aproximadamente la mitad de la población europea correrá un riesgo muy alto de estrés por calor en verano. Especialmente en el sur de Europa, y con una tendencia creciente en Europa oriental, occidental y central".

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de los  Supermercados de España! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

En su afán por concienciar sobre los impactos del cambio climático, aboga por 'implementar medidas de adaptación', que ha defendido durante muchos años.

Diferentes planes de contingencia

Las autoridades sanitarias han puesto en marcha planes de contingencia para hacer frente a las consecuencias de estas olas de calor. Se insta a la población a tomar precauciones adicionales, como mantenerse hidratados, evitar la exposición directa al sol durante las horas más calurosas del día y buscar lugares frescos para resguardarse.

Además de los riesgos para la salud humana, la agricultura también se encuentra en peligro. Las altas temperaturas y la falta de lluvia pueden causar daños significativos en los cultivos.

Esto podría llevar a una escasez de alimentos y aumentos en los precios. Los agricultores están preocupados por la situación, ya que sus medios de subsistencia podrían verse seriamente afectados.

Montaje de una persona bebiendo agua y de fondo un cielo azul con el sol y un termómetro
Sanidad insta a la población a tomar preucaciones este verano por la calor | Africa Images, Robert Fruehauf

El medio ambiente y las olas de calor

Otro aspecto preocupante de estas olas de calor es el impacto en el medio ambiente. Los incendios forestales son una consecuencia común de las condiciones extremadamente secas y calurosas.

La vegetación seca se convierte en combustible fácil para los incendios. Esto puede resultar en la destrucción de vastas áreas de bosques, la pérdida de biodiversidad y la liberación de grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera. De esta forma, se agravaría aún más el cambio climático.

Ante esta situación, los expertos hacen hincapié en la necesidad urgente de tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y frenar el calentamiento global.

El cumplimiento de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París se vuelve aún más crucial en vista de estos eventos extremos cada vez más frecuentes y severos.

Las comunidades locales, los gobiernos y las organizaciones internacionales deben colaborar para implementar estrategias de adaptación y mitigación que ayuden a enfrentar los desafíos que presentan las olas de calor.

Esto implica la promoción de energías renovables, la protección de los ecosistemas naturales y la adopción de prácticas sostenibles en todos los sectores.