Imagen del alcalde de Girona, Lluc Salellas, junto al Camp Nou

El Barça se enfada con el alcalde de la CUP de Girona

El fichaje de Oriol Romeu por el Barça no ha sentado nada bien en Girona

Barça y Girona parecían vivir una especie de ídolo. Sin enemistades, sin frentes abiertos. El caso Oriol Romeu, pero, parece haber abierto ciertas grietas. El centrocampista de Ulldecona, uno de los artífices de la última gran temporada del cuadro gerundense, ha fichado recientemente por el Barça y su marcha parece no haber sentado muy bien en Girona

Sin ir más lejos, Lluc Salellas, alcalde de Girona, publicó: "En Girona echaremos de menos a Oriol Romeu. Buena suerte a un gran jugador y buena persona. Y respecto al Barça, en fin, que vayan haciendo, que se irán haciendo pequeños". 

"Sorpresa" en el Barça 

Y el Barça ha entrado al trapo. Primero Enric Masip, en Twitter, ya dejaba entrever que en la planta noble del Camp Nou habían sentado mal las declaraciones de Salellas. Horas después, Elena Fort lo confirmaba desde Los Ángeles: "Estamos un poco sorprendidos por las declaraciones del alcalde de Girona, Lluc Salellas, respeto nuestro club. No las entendemos mucho. Entendemos que desde una institución pública como es un ayuntamiento, pues no habría que buscar confrontaciones entre clubes y entre ciudades cuando son las ciudades más importantes de este país". 

Es más, Fort se excusaba explicando que el Barça, lejos de perjudicar al Girona, les habrían hecho un 'favor' con la cesión de Pablo Torre. "Desde el punto de vista futbolístico es una operación que se hace muchas veces. Oriol es un chico que quiere volver a casa. Y, de hecho, el Barça ha hecho algo cosa como es ceder, con grandes condiciones, otro jugador añ Girona", decía Fort.

"¿Un favor? Que no nos fichen a Oriol"

Fue, sin ir más lejos, lo que hace una semana pidió públicamente el presidente del Consejo de Administración del Girona, Pere Guardiola. Sin matices ni medianías, desde las altas esferas del club gerundense se pedía al Barça que no se les fichara a uno de sus jugadores franquicia. 

"Si el Barça nos quiere hacer un favor, que no nos fichen a Oriol Romeu", dijo textualmente Guardiola. Finalmente, el Barça hizo oídos sordos y fichó a Romeu. ¿El favor? Cederles a Pablo Torre. Veremos como sale la jugada y como evoluciona la relación entre Barça y Girona